NEW YORK CHEESECAKE

New York Cheesecake

New York Cheesecake, sola o con salsa de arándanos es una tarta de queso fácil y famosa donde las haya. Un postre con raices en la gran manzana que se ha convertido en uno de los postres favoritos de los americanos y de medio mundo

Dificultad: Fácil
Tiempo de preparacion: 2 horas

INGREDIENTES PARA 4 RACIONES:

  • 30 galletas tipo María o 300 g de galletas de avena (base)
  • 75 g de mantequilla (base)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla (base)
  • 50 g de nueces (base)
  • 6 huevos y 2 yemas (crema)
  • 600 g de queso "Philadelphia" (crema)
  • 500 g de nata líquida (crema)
  • 200 g de azúcar (crema)
  • 1 yogurt natural (crema)
  • 120 g de confitura de arándanos
  • 120 g de confitura de frambuesas
  • Agua


PREPARACIÓN:

Preparación de la base de galleta

  • Derretimos la mantequilla (usad el microondas, es más rápido, a temperatura baja unos 2 minutos). Trituramos las galletas y añadimos por encima la mantequilla derretida. La masa estará caliente y será muy manejable.
  • Añadimos la cucharada de esencia de vainilla. Trituramos las nueces y añadimos a la masa.
  • Cogemos la mezcla de galleta y la repartimos por la base de un molde desmontable grande, 22 cm de diámetro. Apretamos contra el fondo y en los lados con la ayuda de una cuchara o con los dedos e introducimos al horno unos 10 minutos a unos 180º para que se endurezca y se evapore un poco el líquido sobrante.
  • Sacamos el molde y dejamos enfriar para rellenar con la crema de queso. Bajamos la temperatura del horno a 150º y lo dejamos así mientras preparamos la crema.
 

Preparación de la crema de queso:

  • Batimos los huevos y el azúcar hasta que blanqueen un poco, tiene que quedar una mezcla espumosa y algo blanquecina.
  • Introducimos en mismo bol las dos tarrinas de crema de queso. Añadimos la nata líquida, el yogurt y removemos hasta que la mezcla quede homogénea y sin ningún grumo.
  • Vertemos sobre la base de galletas que ya estará crujiente y volvemos a introducir en el horno a 190º durante 10 minutos. Colocamos un poco de papel de aluminio encima para que no se dore demasiado, así no se nos quemará.
  • Pasado este tiempo bajamos la temperatura hasta los 180º y dejamos unos 75 minutos más.
  • Cuando haya pasado ese tiempo apagamos el horno y dejamos que se enfríe dentro pero con la puerta entreabierta.  De esta forma conseguimos que todo el aire caliente que ha abombado ligeramente la tarta salga poco a poco sin cambios bruscos de temperatura que a veces ocasionan grietas y hacen que no quede muy presentable.
  • Metemos en la nevera y dejamos enfriar hasta el día siguiente. 
 

Preparación y montaje de la cobertura de confitura:

  • Echamos en un cazo la confitura o mermelada y 2 cucharadas de agua.
  • Calentamos de manera suave hasta que se forme un sirope.
  • Apartamos del fuego y en el mismo recipiente donde esta la tarta de queso ya fría echamos el sirope de manera homogénea (como está líquido es bastante fácil). Y otra vez a la nevera durante unas horas, debe estar muy fría para su degustación.
 


CONSEJOS DE DEGUSTACIÓN:

Recomiendo tomar esta tarta con un buen café


Escriba un comentario